En el frigorífico del Nuevo Pobre, todo lo que entra después se come

Tu madre te decía: «Cómetelo todo. ¡Piensa qué contentos estarían los niños africanos que pasan hambre, si les pusiera delante tu plato!» ¡Pobres madres! Ahora yo te digo: «Cómetelo todo. Piensa el día que no tengas nada que ponerte a la boca, como anhelarás esta comida.» Efectivamente, del frigorífico del Nuevo Pobre nada se tira.…

Detalles